Acceso privado
usuario
contraseña
Artesania de Toledo

Portal de Artesanía de la Ciudad de Toledo

Piedra y Cristal
Oficio ancestral, donde el conocimiento y el dominio de la materia es esencial. Toledo y su artesanía son punto de encuentro de la tradición más arraigada y de las aportaciones de actualidad más punteras.
Oficio ancestral, donde el conocimiento y el dominio de la materia es esencial. Toledo y su artesanía son punto de encuentro de la tradición más arraigada y de las aportaciones de actualidad más punteras.La piel de Toledo tiene grabada el tacto celeste de los lienzos del Greco, la piedra acogedora de sus de murallas, y la sobriedad majestuosa de sus tallas de madera. Creaciones concebidas por el alma y las manos de los artesanos para perdurar con vigor de eterno privilegio.Si la espada es la fortaleza de Toledo, el damasquinado es su alma. Cada hilo de oro, de plata, cada incrustación artesanal, son parte inherente de una trama en la que la singularidad de sus personajes desempeña un papel protagonista e irrepetible.El de joyero es un oficio creativo, por lo que se puede decir que cada uno imprime un estilo personal a las piezas convirtiéndolas en artículos únicos, donde la técnica es enriquecida con multitud de matices propios.Toledo está orgullosa de lo suyo y de los suyos. De sus espadas y de sus espaderos. Fortaleza templada, contundente y afilada, marcada por un fuego que imprime carácter. Paciencia y dominio que a sus artesanos marchamo y carta de naturaleza en el mundo entero.El barro es la forma de expresión primaria del ser humano. Cerámica funcional y la cerámica artística, Toledo, ciudad de orígenes, no es ajena a este modo de comunicarse. La magia útil de la arena, el agua y los colores, se ponen a disposición de lo necesario y de lo bello.

Entrevista del mes

Artesanía y sus protagonistas

En esta sección les publicaremos mensualmente una entrevista con artesanos o personas relacionadas con la artesania. También tendrán su espacio la intrahistoria de un producto artesano, ya sea histórica y/o sentimental.
3 de Diciembre del 2012

Mariano San Félix, o la devoción por el Damasquinado.

Entusiasta defensor de las nuevas tecnologías y su aplicación en la promoción de la artesanía.  
"Entusiasta defensor de las nuevas tecnologías y su aplicación en la promoción de la artesanía."
Galería de Fotos

El nombre de Mariano San Félix va inexorablemente unido al Damasquinado en Toledo. Con 74 años de edad y 61 años de profesión en este oficio continúa hablando con vehemencia cuando se refiere al trabajo que tantos esfuerzos, dedicación y reconocimientos ha tenido. Todavía lo podemos encontrar en su obrador como prefiere definir el taller que tiene en su casa muy cercana al río Tajo.

 

Ha sido afortunado por haber aprendido de sabios maestros la técnica y la historia, conocimientos que brillantemente ha sabido trasladar a su obra y de los que ha hecho partícipes a los alumnos a quienes ha enseñado durante su dilatada trayectoria, etapa de la que se siente especialmente satisfecho porque para 'ser maestro artesano hay que enseñar y que aprendan, no solo hay que saber'. A su faceta de damasquinador ha incorporado la de investigador, por que de sus manos han salido piezas innovadoras que aportan nuevos matices y motivos a los que tradicionalmente se han trabajado. La temática del Damasquinado se hacía sobre todo inspirada en los diseños árabes , pero él abandona este tradicional dibujo y se decanta por el diseño renacentista de más difícil elaboración, incorporando tradición e innovación en su piezas. Es poseedor de destacados premios y galardones y sus obras podemos encontrarlas en diferentes lugares del mundo. No ha transcurrido mucho tiempo desde su última exposición y ya trabaja en la próxima. Mariano San Félix sigue siendo un enamorado del Damasquinado o del Arte propio toledano como también ha sido denominado, un amor que exhibe con orgullo, el mismo que muestra cuando habla de su aprendizaje, de cómo los toledanos vivían este oficio artesano décadas atrás y cómo ha ido transformando con el paso del tiempo sus conocimientos aportando nuevos efectos en la compleja técnica del Damasquino o Damasquinado, como le gusta matizar.

El Damasquinado, aunque se remonta a tiempos más lejanos, hace su aparición en Toledo con la invasión árabe. Podemos decir que es una seña de identidad de la ciudad. ¿Qué le ha aportado el Damasquinado a esta ciudad y que le ha aportado Toledo a esta técnica artesana?.

Toledo ha sabido conservar una técnica, una tradición que en tiempos estuvo muy extendida en el mundo y que en España queda únicamente en Toledo. En Japón se hace Damasquinado, pero utilizando otra técnica y otros motivos. Se trata de una forma de artesanía autóctona con un gran valor por lo complicado de su técnica y por los pocos damasquinadores que existen. El nombre de ambos va unido y son conocidos universalmente. Tenemos la obligación de conservarlo.

El Damasquinado, utilizando sus propias palabras, es el arte de incrustar oro que tiene un complicado proceso de elaboración.¿Cuál es la técnica que sigue hasta dar forma a un objeto?

Fundamentalmente se trata de incrustar oro sobre acero. Se prepara un mordiente con una picadura dónde se incrusta el hilo de oro, a continuación se realizan las tareas de cincelado y empavonado hasta conseguir los matices y efectos del oro o la plata. Es una labor que necesita mucho tiempo.

El damasquinador lleva a cabo un trabajo con lentitud, que requiere gran precisión , que necesita de la vista , la paciencia, la destreza y la creatividad.....

Es un trabajo para el que no existe el tiempo. Preparar mi última exposición me ha llevado años de trabajo, muchísimas horas con el cincel, buscando motivos, creando efectos hasta conseguir lo que buscaba. Este oficio necesita de un buen pulso que todavía conservo, de paciencia, de vista para percibir cualquier detalle y sobre todo de creatividad.

¿Cuál es el secreto de su oficio?.

Trabajo, disciplina y rigor. Es lo que ha orientado mi trayectoria y lo que he inculcado a los alumnos y aprendices con los que he trabajado.

LA SATISFACCIÓN DEL TRABAJO BIEN REALIZADO

 

Y a Mariano San Félix,¿ qué le ha reportado personal y profesionalmente el oficio de damasquinador?.

Una gran satisfacción. A mi lo que más me motiva es el placer de hacer lo que me gusta, de tener un gran amor a lo que te dedicas y ver recompensado tu esfuerzo. Que el público vea una obra y le guste es lo más importante para mi. Es algo que estimo mucho tanto personal como profesionalmente

Usted ha realizado apreciadas obras y ha tenido reconocimiento al más alto nivel¿ Cómo lo valora?.

Es muy agradable que reciba un premio importante o que haya habido obras mías que hayan sido especialmente distinguidas, pero no me inclino por uno u otro premio o por alguna obra especial por que para mi lo importante es valorar el trabajo en conjunto no un trabajo específico. Se trata de reconocer todo lo que conforma una labor que expones a la gente y que te arriesgas a que guste o no. Es lo que pasa cuando presento mis exposiciones, que todo lo que he sido capaz de aprender, de investigar y de crear lo enseño y espero su valoración.

Cuando alguien adquiere una pieza de Damasquinado ¿sabe lo que compra o se pone en manos del artesano para que le asesore?.

Puede haber un poco de ambas cosas. Normalmente quien adquiere un trabajo lo aprecia de manera más o menos superficial, generalmente se deja asesorar

¿Cómo podemos reconocer que nos encontramos ante obras realizadas artesanalmente o que han tenido algún proceso industrial?.

Es imposible en artesanía que existan dos modelos iguales, cuando tomamos dos modelos y son diferentes estamos ante obras artesanas porque es imposible que dos objetos realizados manualmente sean iguales. Hay que diferenciar claramente lo que es artesanía de la imitación, la imitación debe tener una forma de denominarla pero nunca será Damasquinado. No son trabajos comparables. El Damasquinado auténtico es oro incrustado a mano sobre acero, no puede haber dos piezas iguales porque manualmente no existe esa perfección.

Con el paso de los años han ido desapareciendo los talleres y con ello la figura del aprendiz. ¿Cómo se aprende ahora?¿Existen talleres o espacios donde puedan aprender los nuevos artesanos?.

Ese es el problema, la continuidad de este oficio. Recuerdo el excelente trabajo que hizo la Escuela Taller que tuvo la Diputación Provincial de Toledo hace años. A muchos jóvenes les enseñamos el aprendizaje de un oficio artesano, en mi caso fui responsable del taller de Damasquinado y por él pasaron jóvenes que aprendieron este trabajo y, al mismo tiempo les inculcamos el amor por el trabajo y que tuvieran una disciplina. Creo que ese es un camino realista y que sirve para formar en un oficio, que sigue un proceso de capacitación continuado que sirva para algo y que no se convierta solamente en lo que llamo un golpe de efecto, si es así no sirve para nada.

LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS Y LA PROMOCIÓN EXTERIOR

 

Ahora que tenemos personas mejor informadas y formadas en las nuevas tecnologías ¿qué les diría si tuviera que explicarles este oficio artesano?

Trataría de inculcarles el amor por este trabajo. El Damasquinado que hacemos en Toledo es de una gran calidad, que solo lo hacemos aquí y que tiene una trayectoria histórica que debemos conservar porque está unida a la ciudad de Toledo.

¿Las nuevas tecnologías son buenas herramientas para promocionar la artesanía?

Desde luego y está página es un ejemplo de ello. Pueden ser aplicadas de distintas maneras, desde crear lo que podríamos denominar unidades didácticas de aprendizaje a mostrar cómo se realiza una pieza o poder acceder a nuevos mercados comerciales. Se abren nuevas expectativas de mucho interés para el artesano que hay que desarrollar y sobre todo transmitir cómo se hace una pieza artesana, el Damasquinado en este caso, ese es su gran valor.

Toledo 2017. Todos los derechos reservados. Los contenidos son propiedad de los autores.